DOREMIFAGOL (El fútbol, el deporte más hermoso del mundo y de sus alrededores)


Eliminatorias: Hasta ahora igual que siempre…
20 octubre , 2007, 12:18 pm
Filed under: Eliminatorias Sudamericanas

Est. Nacional 18/10/07 CHI 2- PER 0 Con esta preciosa vista me tocó comentar ayer para La Fiesta del Deporte el partido entre Chile y Perú por la segunda fecha de las Eliminatorias Sudamericanas .

Al cabo de dos partidos el balance es muy parecido al de siempre: Argentina y Brasil con la primera opción. Esta vez hay un segundo grupo donde, para mi gusto, Colombia, Paraguay, Uruguay y Chile disputan el resto de los cupos. Por otro lado Venezuela, Ecuador, Bolivia y Perú componen la tercera parte con escasas posibilidades de llegar a Sudáfrica.

Lo primero que hay que destacar es que Chile ganó en el Estadio Nacional, cosa que no hacía desde el 8 de Junio de 2005. Ganó con claridad el partido donde no se podían perder puntos. Recién luego de hecha esa aclaración puede hacerse cualquier tipo de comentarios.

Me preocupa la selección. Chile no juega bien y eso es evidente. Por momentos las 60 mil personas que dejaron ingresar al estadio se quedaron calladas, se comieron las uñas y hasta insinuaron una pifias.

El rival era un Perú viejo (cinco hombres tienen más de 30 años en el equipo), lento y que no propuso nada más que una escuálida apuesta por el contragolpe.

Cuando Bielsa paró ante los argentinos el equipo para el segundo tiempo, mostró sus diferencias en cuanto a cómo los jugadores elegidos para la ocasión interpretaban su idea futbolística.

Con sólo 45 minutos se dio cuenta que Fierro no rinde lo mismo con la Roja que con Colo-Colo; que Rubio no está en un nivel internacional hoy por hoy, por lo que Suazo podría funcionar perfectamente abierto; que Salas a pesar de no ser el de antes produce algo distinto en los rivales y ordena al equipo; que Maldonado tiene más fútbol y se ordena mejor en la cancha que Iturra; que Vidal se ordena mejor como stopper y que Droguett tiene un desplante que hace que el fútbol pase por el mediocampo.

La alineación ante los peruanos – Bravo; Ponce, Riffo, Vidal; Iturra, Droguett, Fierro, Fernández; Suazo, Salas y González- pareció mostró a un equipo mucho mejor parado, a un juego bastante más ordenado y que llega arriba con más hombres.

Los primeros 10 minutos sirvieron para presentar al Chile que esperábamos todos. El trabajo previo se plasmó en el darse cuenta de que ni Vilchez ni Galliquio estaban realmente capacitados para enfrentar los ataques de los punteros de la Selección Chilena. Entonces, todos los ataques buscaron el costado derecho, donde “el chupete” superó al lateral izquierdo peruano cada vez que recibió el balón. Droguett avanzaba hacia el medio pero cada vez que enfrentaba a Solano la cruzaba para que el ataque se hiciera por la derecha.

De esta manera se produjo el primer tanto ya merecido precisamente en un ataque por el sector ya descrito. Lo llamativo es que Suazo marcó de cabeza, claramente su peor faceta, tanto así que solo había logrado un gol por aire en toda su carrera. Por otro lado, se mostró lo poco prolijo del equipo del “Chemo” Del Solar; el jugador del Monterrey sin saltar demasiado superó la pésima marca de Acasiete y Pizarro.

Tras el gol tempranero, Perú se “metió” en el partido, comenzó a contrarrestar a Chile aprovechando a Solano que, al Igual que Salas, ya no tiene ni velocidad ni explosión pero mantiene esa técnica extraordinaria. El ex Newcastle se dedicó a mandar pelotazos a 20 metros en búsqueda de un opaco Pizarro y sobretodo de Farfán.

Ahí apareció lo peor de Chile, Iturra que había hecho muy buenos 20 minutos empezó a perder la marca, correr tras los mediocampistas siempre en desventaja, llegó tarde y extremadamente fuerte a marcar a sus rivales. En definitiva, la selección perdió el fútbol, y si no fuese por el bajo nivel de los atacantes del Rimac y la buena actuación de Bravo en el arco, el elenco nacional podría haber sufrido el empate. El conjunto nacional estaba absolutamente cortado, los defensas quedaban mano a mano con los atacantes rivales y se fueron al entretiempo entre pifias del público.

El segundo lapso partió igual o peor. Cada vez llegaban más cerca del área los peruanos. Chile no tenía mediocampo y Matías Fernández nuevamente estaba apagado y sin tomar la manija del encuentro.

Cuando peor jugaba Chile vino el segundo tanto. El esquema que a Bielsa no le daba resultados en defensa, funcionó perfecto en ataque. En un avance de seis hombres comandado por Vidal, que hizo un pase de fantasía y por Fernández, terminó en una excelente definición del “Mati” que sepultó las esperanzas del pobrísimo equipo albirojo.

De ahí en adelante Chile controló el juego sin brillar. Se mostró en plenitud lo que Bielsa quiere: Avanzar con muchos hombres, no detenerse en la línea de los volantes, salir siempre por las orillas y enviar balonazos largos siempre que se recupere el balón en el fondo.

Al final, quedó un gusto a poco. El equipo mostró muy poco en las dos primeras fechas y se llenó de amarillas dejando a varios a punto de la suspensión para partidos trascendentales.

Este encuentro mostró que en realidad Perú no es rival directo, que está bastante por debajo de Chile, Uruguay, Colombia y Paraguay en este momento. Que la Selección Chilena, que hizo sólo lo esperado, caer ante Argentina y vencer a Perú, no encuentra su fútbol a un mes de los partidos realmente importantes.

El resumen de las dos primeras fechas nos da a una Argentina que, como cada eliminatoria, es el gran candidato a ganarla a pesar de no mostrarse en su mejor nivel. Brasil es el nuevo equipo de Dunga, aburrido, sin Jogo Bonito, sin deslumbrar y lento; sin embargo, consigue resultados como la Copa América porque tiene jugadores realmente diferentes. Paraguay sin Ayala, Gamarra, Cardozo y compañía ha sabido renovarse y sin grandes figuras, marcar diferencias con un Salvador Cabañas a gran nivel. Chile puede soñar ya que por fin tras la dupla Za-Sa tiene jugadores interesantes realmente; el excelente Colo-Colo del 2006 es la base y si logran un juego parecido a la Sudamericana del año pasado son candidatos para Sudáfrica. Colombia tras el fracaso de Copa América tuvo que renovarse por completo, no tiene ninguna figura descollante como antes, sin embargo, formó un elenco con los de casa, lo que hoy marca una diferencia a favor respecto del resto de las selecciones. Uruguay partió como avión pero siempre es una incertidumbre ya que hace tiempo que no logra un rendimiento parejo y sin altibajos. Perú, no muestra cartas interesantes, es un equipo viejo, sin renovación, paolodependiente y con un técnico extremadamente mezquino. Ecuador, que clasificó a los dos últimos mundiales no es el mismo, no se renovó de generación y es la sombra del elenco de Aguinaga o el “Tin” Delgado. Venezuela dejó de ser hace rato el rival fácil de antes pero no pareciera estar preparado para acceder a la cita planetaria, sobretodo por su pobre liga local. Y si los llaneros no son la cenicienta del subcontinente, los bolivianos si lo son; con un pésimo juego y sin figuras, sólo pareciera que los altiplánicos pueden conseguir puntos gracias a la altura.

CHILE UNO x UNO

Bravo: Impecable, se rehabilitó con una actuación sin fallas. Tapó un peligroso remate de Farfán y dio seguridad plena.

Ponce: Mostró lo de siempre, buen fútbol, talento y seguridad. Cuando lo dejan mano a mano se complica.

Riffo: Buen partido, al igual que Ponce, cuando defienden en bloque se siente cómodo y falla cuando queda solo. Se para muy bien de stopper.

Vidal: Partidazo. Se para bien en el fondo, no lo superan, guapea y quita. Cuando se va en ofensiva es un poco osado pero tiene un fútbol como para hacerlo. El pase a Fernández fue lo mejor del partido.

Iturra: El más bajo de Chile. Muestra mucho despliegue pero se ve obligado a eso porque muchas veces está mal parado, hace faltas innecesarias y peligrosas.

Fierro: Sigue sin ser el de Colo Colo aunque en esta ocasión estuvo bastante bien en su faceta defensiva. Por momentos está demasiado abierto.

Droguett: El mejor del partido. Atacó y defendió. Salvo 15 minutos anuló completamente a Solano. Se complementó muy bien con Mark. Es el único jugador que hace que aparezca el mediocampo nacional.

Fernández: Muy bajo. El Mati sigue sin aparecer en plenitud. Es lejos el más talentoso del equipo y no lo muestra. Por momentos desapareció y se le nota su falta de confianza. Cuando tuvo un chispazo de talento hizo una jugada maravillosa para marcar el segundo gol.

Suazo: Es un superclase y lo muestra. Sin estar en su posición fue el mejor del ataque encarando, rematando y hasta cabeceando. Le falta algo de fútbol, cuando lo recupere va a ser imparable.

Salas: A lo dicho tras el partido anterior, hay que agradecerle que aguante los 90 minutos. Estuvo desaparecido, pero sigue siendo más que Rubio.

González: Esta vez, sin jugar muy bien, hizo lo que sabe; desbordó toda la noche a un Galliquio en un pésimo nivel, intentó el tiro de media distancia. Todavía no se acomoda a la posición.

Fuentes y Rubio: Muy poco tiempo en cancha como para calificarlos.

               
Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: