DOREMIFAGOL (El fútbol, el deporte más hermoso del mundo y de sus alrededores)


El negocio del Balón
29 septiembre , 2008, 5:24 pm
Filed under: Negocio Fútbol, Temas de Fútbol

El año pasado Lota Schwager tuvo que viajar en bus casi 500 Kms por el día para jugar con O´Higgins en Rancagua, los jugadores estaban impagos hace un par de meses y tuvieron que costearse su almuerzo en una parada del camino. El mismo club, no sabía si tenía el dinero para viajar a Calama, a 2100 Kms para jugar con Cobreloa; el propio presidente se puso la mano en el bolsillo para que se jugara el partido. Este año Deportes Concepción, de buen rendimiento fue intervenido por segunda vez tras situaciones como cuando cuatro jugadores decidieron llevarse los billetes de la recaudación del pleito ante Colo Colo para autopagarse los sueldos que hace meses no llegaban. Hoy Santiago Morning hace que los jugadores laven las camisetas en sus propias casas y al dia siguiente las lleven al entrenamiento… Todas estas situaciones son del fútbol de primera división en Chile.

¿Cuál es el negocio en el fútbol entonces? ¿Qué pasa con las Sociedades Anónimas Deportivas? ¿Cuál es la situación en America Latina? ¿Cómo lo hacen en Europa?.

La siguiente es una nota basada en diferentes estudios que intentará resolver en parte dónde está realmente el negocio.

Las fuentes de ingreso en Latinoamérica

La empresa de asesorías Deloitte es quizás la que ha hecho los estudios más importantes en materia económica futbolística. El año 2007 hizo un trabajo que tituló Latin America Football Money League 2da Edición, en éste, se intentó encontrar las principales fuentes de ingresos de los clubes de primera división de la región.

Según la firma, “en la región de América Latina, los presupuestos de los clubes de Brasil, Argentina y Uruguay se nutren principalmente de los ingresos provenientes de las transferencias de jugadores; mientras que en México, Chile y Ecuador los ingresos por televisión, publicidad y recaudación son igual o más importantes.

De acuerdo con el estudio, que analiza clubes de futbol de Ecuador, Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y México, la mayoría de los clubes de la región presentan dificultades económicas. Un caso emblemático lo constituye Brasil, donde varios clubes presentan resultados negativos y al mismo tiempo, es uno de los principales exportadores de jugadores.

Mientras que en 2005 las transferencias de jugadores de clubes de Brasil representaban la principal fuente de ingreso, un año después representaron el 16 por ciento. De esta manera, la participación relativa de otras fuentes tales como los derechos de transmisión, los ingresos provenientes de la publicidad y sponsors, se vio incrementada.

El Sao Paulo encabeza el ranking de entidades que más percibieron por derechos de transmisión (13 millones de dólares) y de transferencias de jugadores (9 millones de dólares), mientras que Sport Club Corinthians Paulista resultó la entidad que más generó por publicidad y sponsors (22 millones de dólares).

En Argentina, los presupuestos de los clubes de primera división dependen principalmente del resultado de las transferencias de futbolistas, en segundo lugar de los ingresos provenientes de los derechos de televisión, y siguen en importancia las recaudaciones, las cuotas sociales, los sponsors y otros recursos generados por actividades educativas y deportivas distintas al fútbol.

A su vez, la mayoría de los clubes de México obtienen un mínimo de entre 750 mil dólares y 1 millón de dólares por la publicidad principal en el frente de la playera, mientras que en el dorso obtienen de 400 mil dólares a 800 mil dólares”.

Ya con estas conclusiones podemos darnos cuenta que el futuro de la industria dependerá en mercados pequeños como los latinoamericanos (exceptuando a México) fundamentalmente de la generación de futbolistas y su transferencia a los mercados más importantes del mundo.

El mismo texto hace referencia especial a lo que sucede en Chile. Comienza por erspecificar la nueva ley de Sociedades Anónimas Deportivas (SADP) que se instauró en el país, en la que todos los clubes deben elegir entre ser una de ellas, una fundación, o corporación. En cualquiera de estos casos, los clubes son fiscalizados por la Superintendencia de Valores y Seguros, por lo que directivos e inversionistas ytienen una regulación que evita situaciones como las vividas en años anteriores.

“A la hora de optar por algunas de estas alternativas, 11 de los 20 equipos de Primera División que participaron del primer torneo jugado en la temporada 2006, eligió transformarse en sociedad anónima; 7 eligieron crear un fondo de desarrollo deportivo, mientras que Colo Colo y la Universidad de Chile adoptaron la modalidad de Concesión (esta última cedió la administración de sus derechos a la sociedad anónima Azul Azul S.A.).

Otra tendencia que se vislumbra es la de negociar sus acciones en la Bolsa de Comercio. Hasta el momento el club Colo Colo (primera institución en Sudamérica en abrirse al mercado financiero) es el único que lo que está haciendo, aunque otras instituciones, como la Universidad de Chile, O´Higgins, Unión Española y Universidad Católica están encaminándose en esa dirección.

Al salir a la Bolsa, la sociedad Blanco y Negro S.A. recaudó UDS 31 millones. Durante el primer semestre de este año, gracias a los éxitos deportivos que obtuvo durante la temporada 2006 y al traspaso del jugador Matías Fernández al Villarreal de España en USD 9,5 millones a comienzos de este año sus bonos se han revalorizado permitiendo a la sociedad alcanzar un beneficio neto

de USD 6,13 millones. Vale recordar que durante el mismo periodo del año pasado la empresa registró pérdidas por USD 1,9 millones.

A ello hay que sumar, en el segundo semestre, el traspaso de Arturo Vidal al Bayer Leverkusen de Alemania, por USD 11 millones (la operación más alta realizada con un jugador chileno) y el de Humberto Suazo por USD 4,7 millones al Monterrey de México.

Las transformaciones de fútbol chileno también se observan en materia de recaudaciones. Durante las últimas temporadas los campeonatos de primera división han demostrado ser cada vez más atractivos para el público de este país. Si se observa el número total de asistentes, en la temporada 2005 se acercaron a los estadios aproximadamente 1,6 millones de aficionados, mientras que en 2006 esta cifra superó los 2 millones, es decir, un 28,0% de incremento anual. Esto ha repercutido en las arcas de los clubes al aumentar la recaudación en aproximadamente USD 4 millones (en total durante 2006 ingresaron por venta de taquilla USD 10,5 millones).

El club Colo-Colo, campeón de los torneos Apertura y Clausura 2006, tuvo un papel preponderante en este repunte. Fue la entidad que convocó a la mayor cantidad de espectadores (392.192 espectadores) y la que más recaudó: USD 2,8 millones (un 27% del total recaudado)”.
Lamentablemente esa curva creciente en cuanto a los dineros obtenidos por espectadores en estadios, probablemente tendrá una importante baja, lo que demuestra lo volátil que resulta apostar por esta fuente de entrada como la principal, pero la baja en la competitividad de la liga es materia de un siguiente post.

“En cuanto a los derechos de televisión, el año pasado el Canal 13 (TV-UC) se adjudicó la concesión de los derechos de televisión y de imagen de la escuadra nacional por el período 2006/ 2010, abonando un monto fijo de USD 16,7 millones que podría llegar a USD 21,4 millones en función del éxito deportivo que obtenga la selección, constituyéndose de esta manera en el contrato más caro pactado el año pasado por la transmisión de contenidos futbolísticos.

Teniendo en cuenta este presente del fútbol chileno, Deloitte Chile realizó una encuesta entre las empresas que publicitan en la indumentaria de los clubes con la intención de conocer que es lo que más las atrae de este deporte.

Las empresas que participaron de la encuesta son: la cervecera CCU (Cristal), la salmonera SalmónChile, y la minera Minera Escondida. Teniendo en cuenta que Cristal es sponsor de 8 equipos de primera división (entre ellos: Colo-Colo, Universidad Católica y Universidad de Chile), se tiene opinión de una importante proporción del total de sponsors.

Estas compañías afirman sentirse atraídas a publicitar en el fútbol, en primer lugar, porque lo consideran un deporte masivo, especialmente por su extensa difusión televisiva. Y en segundo lugar, porque lo ven como una estrategia de asociar sus marcas al deporte.

Al elegir a los clubes a sponsorear, tienen en cuenta la ubicación geográfica a la que pertenecen, dado que esto les permite posicionarse en estas zonas.

Por lo general las compañías ubican sus marcas tanto en la indumentaria de los equipos como en las estáticas de los estadios.

CCU destinó en estrategias de marketing durante el último ejercicio económico USD 4,7 millones, acordando contratos de 2 años de duración. Adicionalmente, destinó aproximadamente USD 600 mil, para publicitar durante las transmisiones de los partidos por radio y televisión.

Por su parte, las empresas SalmónChile y Minería Escondida, sponsors de los clubes Puerto Montt y Antofagasta respectivamente, acordaron el pago de USD 114 mil y USD 90 mil con sus respectivos clubes por un año de contrato en el mismo orden”.

Las empresas son muy importantes para el desarrollo de la industria, es lógico que México, un país “comprador”, es decir, que busca jugadores en mercados latinoamericanos más pequeños para llevarlos al suyo, tiene a los auspicios y cantidad de espectadores como sus ingresos prioritarios. Solo su capital tiene más de 20 millones de habitantes por lo que se puede hablar de un gran mercado en el tema futbolístico.

Sin embargo, extraña lo que sucede con Chile y Ecuador, que siendo mercados pequeños, no han logrado ser fuentes de exportación, lo que demuestra malas políticas en los clubes y especialmente en cadetes.

A continuación presento un cuadro que muestra la relación entre las compras y las ventas en Argentina. A mi parecer es el modelo a seguir, volcar la mirada hacia la producción de futbolistas y reemplazar con algunos solamente para que el espectáculo no se vea afectado y para que la competencia y el aprendizaje de los juveniles sea mayor.

El gráfico muestra que River y Boca, los más grandes compradores del país trasandino, también son los que más venden. Todos los equipos argentinos tienen mayores ventas de jugadores, lo que muestra los lineamientos de hacia dónde va el futuro de la actividad.

Si bien en Argentina los clubes han tenido muchos problemas, son otros los factores que han llevado a la quiebra a los equipos.

El cuadro a continuación muestra la relación porcentual de los ingresos en la suma de los cuadros de primera división de Argentina.

No es un misterio para nadie que al otro lado de la cordillera el talento futbolístico sobra y que la exportación de talentos obedece principalmente a eso. Sin embargo, esas capacidades hay que trabajarlas y eso marca la diferencia de los volúmenes de uno u otro país.

Por ejemplo, hace algunos años Argentina disputaba el ascenso americano en Copa Davis, hoy es finalista del mismo torneo de tenis y en el último tiempo se ha mostrado como uno de los países más importantes de la especialidad con varios jugadores en el Top 10 del ranking. Eso es un resultado del trabajo, aprovechar el talento y lograr éxitos.

Hace algunas temporadas Santiago Morning creó un “ambicioso proyecto” con varios importantes hombres de fútbol que terminaron alejándose de la institución cuando entre otras cosas tenían que retirar los preservativos de un parque público para que los juveniles del club pudiesen entrenar. De algo así es muy difícil sacar talento, entonces, no nos debe extrañar que Valdivia, Vidal, Fernández, Bravo y otros hayan salido desde Colo Colo al exterior, fruto de la mixtura entre talento y trabajo en inferiores.

 

¿Es un realmente un negocio el fútbol?

Los clubes más ricos del orbe son cuadros “compradores” es decir, son aquellos que basan su economía en publicidad, Tv, asistentes al estadio y merchandising.

Pero, son precisamente los clubes más poderosos los que le dan sentido al negocio en nuestra región, ya que si somos capaces de detectar y trabajar el talento, las superpotencias compradoras están creciendo con niveles económicos impresionantes.

Deloitte publicó hace unos meses por undécimo año consecutivo un estudio llamado “La Liga del Dinero” donde analiza los 20 cuadros más ricos del orbe. De acuerdo a esta edición “los 20 clubes triplican las ganancias combinadas de los clubes que encabezaron la lista del primer estudio correspondiente a 1996/97. En ese primer listado, el Manchester United ocupó la primera posición, que actualmente genera más en ganancias por juego del total que llegó a facturar en 1996/97

Durante la temporada de futbol 2006/07, los principales 20 clubes de futbol en Europa generaron 3,700 millones de euros, lo que representó un incremento de 11 por ciento respecto al año anterior”.

Un club quiere ser económicamente rentable y sus seguidores quieren que sea deportivamente exitoso. ¿Es posible conseguir ambas cosas?

Luis Carlos Sánchez toma en su blog “Euros y Balones” el tema en un artículo titulado “Fútbol, un cóctel de pasión y negocio“, en este analiza lo que sucede con las Sociedades Anónimas en el Fútbol en Europa, en donde el proceso ha funcionado de maneras muy diferentes en cada país y con resultados dispares.

“En Inglaterra desde tiempos victorianos se estipula que los objetivos de los equipos son dos: alcanzar la ‘glory’, el éxito deportivo, y el ‘profit’, el beneficio económico. Compatibilizar ambos no parece tarea sencilla como han mostrado las tensiones acaecidas en clubs como el Manchester United ante la aparición de inversores norteamericanos. En Argentina y Portugal han elegido sistemas que han establecido la presencia simultánea de clubs y sociedades mercantiles en la gestión de los equipos.

En España el panorama resulta desolador. La mayoría de aquellos que invirtieron su dinero en equipos de fútbol buscando una rentabilidad económica no la han encontrado. Otros muchos invirtieron su dinero para obtener otro tipo de satisfacciones, que aunque no fueran pecuniarias, también resultan gratificantes: los éxitos deportivos de su equipo. Pero en este último caso, la mayoría tampoco ha visto recompensado su desembolso.

(…) Otra de las conclusiones se refiere a que los dos objetivos, el económico y el deportivo, no solo son compatibles y uno no contrarresta al otro, sino que para lograr un éxito continuado en uno de ellos lo mejor es obtener también un buen resultado en el otro. Por lo que esa disyuntiva que a veces se plantea de tener que elegir entre obtener beneficios o lograr éxitos deportivos no se corresponde a la realidad”.


No hay vuelta atrás

El negocio del fútbol mueve 235 mil millones de euros anuales. Es que un total de 270 millones, o un 4% de la población mundial, participa activamente de este deporte, cifra impresionante que entrega la encuesta de la FIFA denominada “Big Count 2006” y realizada entre sus 207 asociaciones miembro y que entre otras cosas, arroja que hay 301 mil clubes alrededor del mundo con gran crecimiento del fútbol femenino.
En definitiva, no hay vuelta atrás, el gran Fontanarrosa, lo dijo y tiene toda la razón “El amor del hincha es lo único amateur que queda en el fútbol, ahora centro de una comercialización absoluta”.

Hoy las empresas invierten grandes sumas en la industria, los futbolistas y técnicos en Europa tienen sueldos estratosféricos, existen los contratos publicitarios millonarios, las ventas de camisetas se hacen en grandes cantidades al otro lado del mundo, etc. El fútbol se ha convertido en uno de los mayores negocios del mundo; el balón corre mientras algunos sacan cuentas alegres.

Entiendo a los nostálgicos que añoran el futbol por amor a la camiseta, y también lo hago; sin embargo, eso no se sustenta en el tiempo.

Hoy es un negocio amarrado a la pasión del hincha y si en Chile queremos ganar partidos, tenemos que pensar en grande y trabajar en chico, es decir, dedicarnos al trabajo de inferiores, a contratar sólo a jugadores que aporten en lo futbolístico y que ojalá tengan una edad para poder ser exportados también, sería ideal mirar mercados más pequeños y nutrirnos de talento de esos lugares, mejorar la infraestructura y hacer planificación.

Pero claro, antes de profesionalizar la actividad, hay que profesionalizar a quienes dirigen a las instituciones, desde las oficinas y las canchas.

 

 

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Hola
estoy haciendo un informe sobre la industrialización del fútbol y aprovecho la oportunidad para decirle que me encantó esta publicación. Me sirvió como fuente y simplemente para entender aún más.
Necesito eso sí, si me puede contestar una pregunta.
¿De que informe o fuente extrajo el dato de que la industria del fútbol mueve 235 mil millones de euros al año?
ya que es un dato relevante, pero para agregarlo a mi informe necesito tener una fuente que lo respalde
Muchas gracias

Comentario por tomas




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: