DOREMIFAGOL (El fútbol, el deporte más hermoso del mundo y de sus alrededores)


Chile siempre al filo de la navaja.
20 enero , 2009, 7:37 pm
Filed under: Columna TRIBUNA.CL

logo-tribuna

Hace algunos meses me ofrecieron escribir una columna de opinión para el sitio web TRIBUNA.CL, a lo que accedí encantado.

Todas las columnas escritas en dicho sitio web las publicaré también acá en DOREMIFAGOL con el logo del sitio.

A continuación los dejo con la primera:

Chile siempre al filo de la navaja.

Casi por definición, somos un país cuya identidad va de blanco a negro y del todo a la nada en un segundo. En cuanto al fútbol pareciera que somos peor.

Después de perder con Brasil hablábamos de nuestra cruda realidad y si no pedían la cabeza de Bielsa era exclusivamente porque tiene un bonus especial que hace que el periodismo no lo “mate” tan rápido.

Cuando le ganamos a Colombia, se hablaba de que ahora sí que habíamos encontrado el rumbo y que el camino a Sudáfrica estaba allanado, que ganándole a Ecuador estábamos listos para ser lo que nunca fuimos.

El detalle es que había que ganarle a ecuador y eso no pasó, entonces, otra vez de vuelta a nuestra supuesta realidad: Bielsa no hace milagros, la verdad es que somos malos y no hay nada que hacer, etc.

Cuando nuestra errante opinión pública no daba chances de triunfo, vino la victoria ante Argentina que dejo a todos marcando ocupado. Se ganó a una de las mejores selecciones del orbe jugando un partido casi perfecto. Entonces ¿ahora que somos? Tenemos la suerte que de aquí a marzo nos sentiremos campeones del mundo, hasta que, Dios no lo quiera, Perú nos vuelva a bajar los ánimos.

Siempre estamos al filo de la navaja, entre la gloria o la humillación sin pasar por etapas intermedias.  Querámoslo o no, nuestro fútbol se maneja así.

Cuando había que elegir un nuevo técnico para nuestra selección, la ANFP tuvo tres candidatos: Por un lado estaba Bielsa, un hombre extremadamente trabajador, analista, táctico en extremo, ultra ofensivo y que no importa con cuántos hombres se para en el fondo pero siempre usa tres delanteros.

Otra posibilidad era Borghi, otro hombre muy ofensivo  pero que basa su juego en la parte motivacional más que en la táctica, que es capaz de atacar con tres hombres o juntar en ofensiva a Valdivia, Sánchez, Suazo y Fernández.

Finalmente aparecía Benitez, un técnico que basa su juego en la defensa, que no impresiona por su fútbol espectáculo sino más bien por el pragmatismo y la búsqueda de resultados.

En definitiva, claramente no había un claro criterio de elección porque, repito, somos tan cambiantes que no tenemos patrones claros.

La idea de estas líneas nacen de un reportaje de televisión que me tocó ver en el que se analizaba qué hacía Bielsa cuando Chile convertía un gol. La nota mostraba que el DT nacional no celebraba cuando la

 selección convertía, que sólo lo había hecho para el último tanto de Fernández a Colombia.

¿A quién le importa? Me encantaría decir que a nadie. Sin embargo, si nos importa, a los chilenos nos interesan tonteras como esas.

Al parecer, por momentos nos encantaría tener un técnico como el ecuatoriano que aparece con la bandera y casi se trepa a la reja para celebrar, sin embargo, lo miramos de reojo y lo tratamos de bananero. 

Cuando llega un DT como Garcés nos llama la atención que los vista a todos con terno color damasco y los reportajes hablan más de eso que de su juego y al final lo tratamos de siútico.

Pellegrini es bueno porque es trabajador y serio, pero malo porque no es gracioso ni hace comentarios noticiosos; el fantasma Figueroa si los hace pero lo tildamos de pesado y peleador; Salah es tranquilo y agradable, pero lo criticamos por falto de pasión. Nunca nos ponemos de acuerdo, ni con nosotros mismos.

El fútbol chileno va a tener un camino al éxito y el desarrollo cuando nos preocupemos de las cosas que de verdad importen, cuándo dejemos a las personas trabajar sin matarlas antes de tiempo y cuando lleguemos a un término medio respetando procesos y formas de ser. De todo eso estamos muy lejos por ahora.

Estamos en el filo de la navaja, el término medio acá no existe, usted elije hacia donde saltar. 

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: