DOREMIFAGOL (El fútbol, el deporte más hermoso del mundo y de sus alrededores)


En un partido entre resultadistas, el resultado se lo llevó Chile
2 abril , 2009, 11:50 pm
Filed under: Columna TRIBUNA.CL, Eliminatorias Sudamericanas

formacionResultadista: Dícese de aquella persona o equipo que busca sacar adelante un marcador favorable para su equipo o no tener problemas no importando la manera de conseguirlo, ya sea pegando, tirando el balón afuera o haciendo tiempo.

Uruguay no es Perú, eso lo teníamos claro todos antes del partido. Los jugadores celestes actúan en los principales elencos del orbe y se transan en millones de euros en el mercado de pases. Sin embargo, también es cierto que desde la época de Francescoli que no juegan a nada, que han llegado al repechaje de dos eliminatorias muy cuestionados y que han perdido el honor de equipo grande que tuvieron en los inicios de este deporte.

El partido se presentaba difícil porque el elenco charrúa es resultadista. Se iba a parar atrás y aguantar la presión, como están acostumbrados y les acomoda. Era lógico que iban a ocupar el juego brusco para frenar a los chilenos y que apostarían al contragolpe o a un cabezazo esporádico para llevarse los puntos a Montevideo.

Todo eso era sabido por todos, partiendo por Bielsa que volvió a la línea de tres defensores para asegurarse ganar los balones aéreos y tener un poco más de peso a la hora de ir al mano a mano ante contrincantes que destacan por su altura y fuerza más que por su habilidad.

El partido, entonces, se dio como estaba previsto, con un equipo tratando de tener protagonismo, apuntando a los desbordes, la velocidad, las paredes que pretendían desmarcar al hombre punta y al desequilibrio individual especialmente de Sánchez que está en un nivel espectacular.

Volviendo a la comparación con el partido del domingo, Chile esta vez no encontró facilidades en el fondo contrario, al frente había un planteamiento que permitía la doble marca sobre Alexis y González y obligaba a “cerrar” la cancha.

Las oportunidades fueron escasas a pesar de un dominio incontrarrestable y permanente del elenco nacional. De hecho, se pueden destacar principalmente los tiros de media distancia de Beausejour e Isla, además de un cabezazo del “niño maravilla” que sí fue una opción clarísima para abrir el marcador.

Lo que pocos tuvieron en cuenta, fue que el árbitro del encuentro era también resultadista. Si el domingo el arbitraje del pésimo Amarilla nos favoreció porque cobra cada foul que se comete a los habilidosos atacantes, el del Nacional nos jugó totalmente en contra.

A cargo de la justicia del partido estaba Héctor Baldassi, un reconocido árbitro argentino muy propenso al diálogo, a la conversación con los jugadores y que como todos sus colegas compatriotas, deja jugar. En Argentina, los jueces no se preocupan demasiado de las infracciones sino que lo que les importa es que haya fluidez en el juego, que no se entorpezca ni se frene el partido.

img00342Esto claramente no lo sabía Mauricio Isla, quién cometió dos faltas que  cortaban el juego cuando los charrúas se iban en ofensiva. Ambas tarjetas están bien mostradas, eso no podemos discutirlo demasiado. Lo que nos enfurece es que un árbitro sancione eso con una expulsión y no aplique la misma sanción para aquella regla que protege al jugador habilidoso.

Las declaraciones de prensa de los técnicos, respecto al movimiento táctico que hicieron en sus elencos tras la expulsión, fue una clase maestra de cómo leer un partido. Bielsa miró a su banca y buscó a un hombre que se parara por el sector derecho para que continuase con la labor del expulsado hombre del Udinese de frenar los ataques que tenían como destino a Forlán; por ello eligió a Iturra, un jugador de trajín, despliegue y trabajo, pero muy desordenado en la marca. Tabárez al darse cuenta de lo hecho por el “Loco”, protegió a su escuadra sacando al volante central Pérez que ya había pegado la dosis de un mes, y aprovecho de poner en problemas a Chile haciendo debutar a Fernández, un carrilero por la derecha de su mediocampo.

Al regreso del descanso, el rosarino sorprendió con Cereceda en lugar del recién incorporado “Colocho”, lo que demostró que se la jugó por el ida y vuelta de Sánchez y eran los rojos los que apostaban, ahora acorralados y sin fuerzas parejas, al  contragolpe.

Durante una hora el “equipo de todos” tuvo que aguantar la presión constante de los uruguayos que modificaron el esquema para quedar con tres arriba, ganarnos en lo físico y por alto. Lo realmente importante es que Chile aguantó el  chaparrón de la mejor manera.

Todo el segundo tiempo mostró a un cuadro nacional muy concentrado, que logró mejorar los ripios mostrados por la defensa en los partidos anteriores. Ponce ganó todo por arriba, Jara presentó  muchos ripios pero lo sacó todo y Contreras se acopló con las características que le conocíamos.

lucstpp01lu0204_4501Si alguna vez fallaron los del fondo, o si los uruguayos apostaban al disparo desde fuera del área, estaba Claudio Bravo, un hombre que a estas alturas ya es indiscutible en el equipo y para mi gusto uno de los mejores del continente. Esta noche fue simplemente espectacular.

Por otro lado, el DT nacional apostaba por los “chicos buenos para la pelota”. Bielsa eliminó la aduana por la zona de volantes y apostó a que Sánchez, Cereceda y Orellana aprovecharan su talento y velocidad a ver si por ahí encontraban un espacio y caía del cielo un gol que nos alejara definitivamente de los uruguayos. Casi se dio en una jugada del hombre de Colo Colo que al final desvió González de cabeza.

Baldassi que no estuvo en su noche “se comió” un penal de Pablo Contreras que pareció hacer justicia ante un equipo descontento por su cometido.

Cuando terminaba el partido uno miraba los resultados y la tabla y se daba cuenta que probablemente con 28 unidades ya se sacan pasajes para el mundial. Chile llegó a 20, jugamos en casa ante Ecuador, Bolivia y Venezuela, a los que siempre les hemos ganado. Le mantuvimos la distancia a un Uruguay que tiene que recibir a Brasil y nos mantuvimos en el tercer puesto. Mejor Casi imposible.

Al final, el punto fue bueno para cómo se dio el partido. El resultado fue para el equipo más ordenado, que defendió mejor y que supo aguantar la presión. En esta ocasión el que supo fue Chile.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: